¡Hola amores! ¿qué tal?
Como ya os conté en mis redes sociales el Sábado pasado se casaron dos buenos amigos. Fue una boda preciosa en la que no faltó detalle, con momentos muy emocionantes y divertidos, para mí perfecta. Los novios iban radiantes daba envidia verlos.
Para ese día elegí un vestido en color verde agua, un color que en primavera me encanta. Lo compre 15 días antes de la boda, casi me pilla el toro como siempre. La gran suerte es que me quedaba perfecto y no lo tuve que arreglar. Lo combiné con sandalias en color mandarina, para darle un toque original y clutch en plata. Por la noche me puse cómoda con mis amadas converse y para el frío mi biker negra, estaba muy graciosa.
Espero que os guste el look. Un besazo y muchas gracias por vuestros comentarios.


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 
Dress: Asos (new)
Sandals: Bimba&Lola (old)

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Email to someone